Los Fusilamientos del 3 de mayo

Malvado Sound Lab S.L.

Estamos en red!

Facebook LinkedIn Twitter YouTube

Los Fusilamientos del 3 de mayo

Avanza la madrugada en Madrid, el 3 de mayo de 1808. Hace frío y ha comenzado a llover. Un grupo de patriotas sube la cuesta hacia el cuartel de Prado Nuevo, el lugar donde un Batallón de Marineros de la Guardia Imperial francesa se dispone a cargar contra los madrileños detenidos durante el día anterior por alzarse contra las tropas de Murat, contra el imperio de Napoleón en España. Al fondo, se perfilan las torres de las Iglesias de Santa Cruz y Santa María la Real. Un gran farol ilumina la noche. De blanco, con los brazos en alto, Juan se enfrenta a su destino. Luis aprieta el puño, amenazador. El sacerdote Francisco Dávila se resigna y reza. Cuerpos ya sin vida les rodean en un charco de sangre. Desesperado, otro hombre se lleva las manos a los ojos para no ver lo que le espera. Es el siguiente en la fila.